Quiénes somos

Red Global de Proyectos de Trabajo Sexual (NSWP) existe para defender la voz de las personas que ejercen el Trabajo Sexual de manera global y para conectar las redes regionales defenciendo por los derechos de las mujeres, hombres y transgéneros que ejercen el Trabajo Sexual. Aboga por los servicios sociales y de salud basados en los derechos humanos, por el fín de los abusos y discriminaciones y por la autodeterminación de las personas que ejercen el Trabajo Sexual.

Objetivos:

  • Proveer información práctica y oportunidades para compartir información entre las organizaciones y proyectos, los cuales proveen servicios a los hombres, mujeres y transgéneros que trabajan en la industria del sexo.
  • Crear conciencia de las necesidades de Salud y de bienestar de las personas trabajadoras del sexo.
  • Abogar por políticas a nivel regional y global, las cuales mejoren los derechos humanos de las personas trabajadoras del sexo
  • Desarrollar y mantener relaciones entre proveedores de servicios, organizaciones de personas trabajadoras del sexo e Instituciones y Agencias Internacionales relevantes
  • Facilitar oportunidades para que las voces de las personas trabajadoras del sexo sean oídas en importantes Fórums Internacionales.

Derechos humanos

NSWP reafirma que las personas que ejercen el Trabajo Sexual, como cualquier otro indivíduo, poseen los siguientes derechos bajo los tratados[1] internacionales de los derechos humanos:

  • El derecho a trabajar, a la libre elección de empleo, y a condiciones equitativas y satisfactorias del trabajo.
  • El derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad personal.
  • El derecho de estar libre de injerencias arbitráreas de la vida privada y familiar, del domicilio o correspondencia o de ataques a su honra y reputación.
  • El derecho al major nivel posible de salud física y mental.
  • El derecho a la libertad de movimiento y residencia.
  • El derecho a no ser esclavizado, sometido a trabajos forzados o empleado en condiciones de servidumbre
  • El derecho a igual protección de la ley, así mismo contra la discriminación e incitación a la discriminación en cualquiera de los estados diversos y de intersección de género, raza, nacionalidad, orientación sexual etc.
  • El derecho a contraer matrimonio y formar una familia
  • El derecho a la libertad de reunión y a la ascociación pacíficas.
  • El derecho de abandonar cualquier país, incluso del propio y a retornar al país de uno propio
  • El derecho de solicitar asilo y a la no devolución.
  • El derecho a participar en la vida cultural y pública de una sociedad.

[1] Estos derechos nombrados se encuentran en los prioritarizados en la Declaración de los Derechos de las personas que ejercen el Trabajo Sexual en Europa.

http://www.sexworkeurope.org/en/resources-mainmenu-189/declaration-mainmenu-199